#ExperienciaEpaplus: la Ultra Pirineu desde dentro

Seis personas y una experiencia única: vivir desde dentro la octava edición de la Ultra Pirineu. Epaplus organizó un fin de semana de película para mostrar la otra cara de una de las citas más emblemáticas del trail running mundial. Montaña, trail, superación, paisajes espectaculares, los mejores corredores del momento…eso y mucho más vivieron Isabel, Fernando, Miriam, Josep, Roser y Joan, los afortunados que disfrutaron de la #ExperienciaEpaplus.

Todos ellos se adentraron a la magia del trail running de forma premium: siguiendo la carrera en primera línea, pasando por diferentes puntos del recorrido y vibrando con el paso de los primeros corredores en los parajes incomparables que ofrece el Parc Natural del Cadí Moixeró.

La intensa lluvia que cayó el viernes 23 de septiembre en los alrededores del Parc Natural del Cadí Moixeró no frenó a los participantes de la #ExperienciaEpaplus a seguir la Nit Pirineu. Incluso Joan se aventuró a participar a esta carrera vertical nocturna de 5km y 860m de desnivel positivo, que este año se acortó 1 kilómetro debido a las duras condiciones meteorológicas.

El sábado tocó madrugar para emocionarse con el pistoletazo de salida de la Salomon Ultra Pirineu, la prueba reina del fin de semana. Tras el primer plato fuerte de la jornada, los participantes de la #ExperienciaEpaplus se subieron a la furgoneta VIP para animar a los corredores a lo largo de 110 kilómetros y 6.800 metros de desnivel positivo.

La primera parada: el refugio de Serrat de les Esposes. Este avituallamiento, situado entre praderas verdes envueltas de abetos y pinos negros, fue el primer encuentro directo con los corredores. Animar de cerca a nombres como Miguel Heras o Gemma Arenas bajo la niebla matutina del Pirineo fue una sensación impagable. El apoyo del público que subió hasta el tercer punto de control daba alas a los corredores para afrontar los más de 80 kilómetros que les quedaba para cruzar la meta.

En poco menos de 30 minutos de viaje por senderos pedregosos, se pasó de las alturas de la montaña a los pies del valle de la Cerdanya. Bellver es sinónimo de Maratón Pirineu, una aventura de 45 kilómetros de 2.400 metros de desnivel positivo. Uno de los objetivos: capturar el momento en el que Ismail Razga levantaba los brazos en la meta para celebrar su victoria en 4 horas, 1 minuto y 58 segundos.

Después de ocho horas de pie, tocaba recuperar fuerzas. Tras cruzar el Túnel del Cadí y aparcar la furgoneta a los pies del mítico Pedraforca, los participantes ascendieron hasta el refugio Lluís Estasen, desde donde presenciaron el paso de los primeros corredores por el avituallamiento de Epaplus, situado a 28 kilómetros de la meta. El atleta Epaplus Pere Rullan desgranó la organización logística de un punto de paso y remarcó la importancia de hidratarse y alimentarse bien durante el transcurso de una Ultra.

Tras el paso de la cabeza de carrera, era el momento de regresar a Bagà y poner la guinda a una jornada única: vivir desde un espacio VIP la llegada de los primeros ganadores. A las 19.05 horas, Miguel Heras cruzaba la cinta Epaplus de la meta con un tiempo de 12 horas 5 minutos y 51 segundos. Emocionado tras conquistar su tercera victoria en la Salomon Ultra Pirineu, Heras devolvió el cariño del público y se fotografió con los participantes de la #ExperienciaEpaplus, la mejor manera de poner el punto y final a dos días únicos.

Epaplus

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *.
Los comentarios no se publicaran hasta que no hayan sido aprobados.

Los campos marcados son obligatorios y no pueden quedar vacíos. Revisa que sean correctos.